Última hora ambiental

Día Mundial del Reciclaje: la oportunidad de las segundas vidas

día del reciclaje

Reducir, reparar, rediseñar, renovar, recuperar… el reciclaje es tan solo una parte de todo lo que podemos hacer para contribuir a la circularidad de nuestros residuos. Casi todo lo que tiramos es susceptible de vivir por segunda vez, así que ¿por qué no empezar a descubrir cómo celebrar este día durante todo el año, también en el aula?

«Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo». Pocas citas célebres definen mejor la realidad del reciclaje como esta del escritor Eduardo Galeano: cada vez que reciclamos en nuestros hogares o en nuestros colegios, estamos dando un paso más hacia el bienestar del planeta. Todos somos un eslabón de esta cadena sostenible: pensamos localmente cuando elegimos reservar una bolsa de la compra para volverla a utilizar o, más tarde, depositar los envases de plástico que acabarán en el contenedor amarillo, pero –sin darnos cuenta– estamos actuando globalmente al evitar que toneladas de envases se acumulen hasta en los rincones más recónditos de la Tierra.

Consciente de la importancia de sensibilizar frente a la gestión correcta de nuestros residuos, la ONU decidió hace más de dos décadas darle a cada 17 de mayo el apellido del Día Mundial del Reciclaje. Aprovechamos, así, para revalorizar su significado, que no es otro que evitarle al planeta más daños innecesarios con nuestra basura. Si somos capaces de consumir, también somos capaces de responsabilizarnos de nuestros residuos y tratarlos adecuadamente. Es nuestro deber como habitantes de este planeta… ¿o acaso dejarías que la basura se acumulara sin freno en tu hogar?

Reciclando ayudamos a nuestro barrio, a nuestra ciudad y al mundo. No obstante, depositar un envase en el contenedor correcto es tan solo una pequeña parte del buen hacer con los residuos. En un año, cada persona es capaz de generar 480 kg de basura, así que no podemos concebir el reciclaje sin contar con reducir nuestros desechos al mínimo. La cantidad de materias primas que nos ofrece nuestro planeta es limitada, por lo que debemos llevar nuestra manera de producir y consumir al modelo responsable y sostenible de la economía circular, que tiene como objetivo prolongar la vida útil de los materiales, propiciar la reparación de los productos e introducir hábitos de consumo alternativos más respetuosos con el medio ambiente.

Cada 17 de mayo revalorizamos el significado de ‘reciclar’, que no es otro que evitarle al planeta más daños innecesarios con nuestros residuos

Lo sabemos, puede sonar un poco inabarcable. ¿Cómo vamos a ser capaces de transformar el sistema por completo desde nuestras aulas (y nuestros hogares)? Que no cunda el pánico. Para celebrar este Día Mundial del Reciclaje, desde Naturaliza compartimos contigo y con tu cole diferentes contenidos para enseñar a tus alumnos a salvar sus residuos y contribuir a la salud del planeta. ¡Echa un vistazo!

No son 3 R, sino 7

Reducir, reutilizar, reciclar. ¿Cuántas veces has escrito esto en tu pizarra? Son tres verbos que llevan tiempo entre nosotros, pero que, con la rápida transformación que estamos viviendo como sociedad, necesitan ser complementados con otras acciones para aprovechar al máximo los recursos que ya tenemos. Te proponemos otras cuatro R para que las pongas en práctica en el aula:

Reparar

Los objetos pueden durar mucho más tiempo si los reparamos para volver a darles utilidad. Puedes llevar un aparato electrónico estropeado a una tienda especializada –¡o aprender a repararlo por ti mismo!–, arreglar carpetas y cuadernos… Todo objeto es susceptible de ser arreglado.

Renovar

Significa alargar la vida de un objeto. Planifica qué material escolar puede alargar su vida útil tras una actualización. ¿Qué tal organizar un taller de patchwork para poder dar un nuevo estilo a tu ropa o al mobiliario del aula?

Recuperar

Haz una búsqueda intensiva de todo lo que tienes por el cole y no utilizas. Puedes organizar iniciativas de intercambio de ropa, material escolar o libros de texto entre las familias, planificar una recogida de material deportivo o recolectar todas las pinturas rotas del centro para derretirlas y crear unas nuevas.

Rediseñar

El ecodiseño consiste en diseñar y producir un producto de manera sostenible, respetando el medioambiente y facilitando su reciclado. Te proponemos practicar con tus alumnos y crear algún objeto sencillo teniendo en cuenta su impacto en el medioambiente, reduciendo su peso, favoreciendo su reutilización, eliminando elementos difíciles de desechar correctamente e incorporando todo el material reciclado posible en su producción. También puedes rediseñar el espacio de tu aula.

Reciclando ayudamos a nuestro barrio, a nuestra ciudad y al mundo

Los profes cuentan

La sensibilización medioambiental en el sistema educativo es la mejor herramienta para que jóvenes y adultos aprendan a cuidar el planeta. Por eso, hoy queremos recordar una iniciativa muy especial para nosotros, realizada desde Ecoembes durante siete ediciones, para poner en valor la labor docente: Los profes cuentan, un concurso de literatura infantil con cuentos escritos por docentes e ilustrados por sus alumnas y alumnos. Con él se buscaba fomentar la lectura y promover el reciclaje a través de cuentos de temática ambiental. Con los cuentos ganadores se crearon cortos de animación que, ahora, pueden servir de excusa para hacer un cinefórum en clase.

En la última edición, decidimos que era el momento de pasar a la acción y que los profes le enseñaran al mundo una iniciativa ambiental en el aula que hayan realizado o que tuvieran en marcha. Desde el cuidado de gallinas en el cole hasta un Wikihuerto –un espacio donde profes y alumnos comparten sus creaciones, actividades y conocimientos para enriquecer la concienciación por el medioambiente–, decenas de colegios pusieron la carne en el asador para aportar las iniciativas más originales y así inspirar a otros centros educativos. Manu Velasco, uno de los profes del jurado, aplaudía esta iniciativa porque, a su juicio, «cuando tienes delante un docente que predica con el ejemplo, que está motivado por proteger el medioambiente, el mensaje llega más fácilmente a los alumnos».

#Ecostories

Gracias a la revolución digital, los profesores podéis contar con unos ayudantes de primera en las aulas: los youtubers. Hablan claro, cuentan sus historias de forma divertida y son capaces de convertirse en un ejemplo a seguir por los más pequeños. ¿Qué más se puede pedir? En #EcoStories, algunos de los principales youtubers del momento nos cuentan su particular visión del mundo del reciclaje, aportándonos cientos de consejos para convertirnos en todos unos expertos de la materia.

Cuando tienes delante un docente que predica con el ejemplo, el mensaje llega más fácilmente a los alumnos

El ecoideólgo Rush Smith, primer protagonista de esta serie, aportó varias ideas geniales para aprender a dar una segunda vida a lo que, aparentemente, ya no sirve. Desde pesas fabricadas con CD en desuso (seguro que tenéis cientos en el cole) a un revistero fabricado con botellas de plástico, Smith nos demuestra que muchos materiales ya usados pueden dar lugar a grandes inventos. ¿Y si propones a tus alumnos que diseñen sus propias creaciones y ponéis en práctica los tips de este youtuber?

Por otro lado, la influencer DIY (Do It Yourself) Vik Guirao, tercera protagonista de #Ecostories, nos enseñó que el reciclaje y la reutilización también pueden ser grandes aliados de la decoración. ¿Te has planteado alguna vez utilizar los vasos de cartón que sobran de las fiestas de cumpleaños para hacer una guirnalda de luces? ¿O hacer cajitas con las latas sobrantes de la cocina? Guirao propone estas y otras manualidades –que son más fáciles de lo que parecen– para enseñar a los más pequeños que el destino final de un objeto no tiene por qué ser la basura.

Y, por supuesto, no queremos dejar pasar este Día del Reciclaje sin escuchar –otra vez– el rap del artista Cyclo, compuesto para lanzar un mensaje al mundo: en el reciclaje debemos estar unidos. Cada palabra parece haber sido escrita directamente por la Tierra en un intento de grito de ayuda: «Imagina que dedicas tu vida a los demás, que todo te lo quitan y luego nada te dan. Hay cosas que desechas que aun me pueden salvar: es tan fácil como reciclar. Plástico latas y briks, cada cosa en su lugar, seamos un para que el mundo vuelva a soñar».

«Todo tiene su comienzo y también tiene su fin», canta el rapero. ¿Y si ese fin lo hacemos circular? El reciclaje ya lo llevamos en nuestro ADN. Ahora tenemos que mirar más allá y dar el siguiente paso: producir la menor cantidad posible de residuos y saber darles una vuelta, un enfoque distinto, una segunda vida. Además, los profes jugáis con ventaja: nadie es más creativo que un niño. En la mente de cada uno de tus alumnos y alumnas hay una idea única de reciclaje. ¡Anímate y celebra este día con ellos!