Última hora ambiental

Cómo influye el clima en la vida del hombre

El 2020 marca el fin de una década en la que la conciencia climática ha ganado especial relevancia, y sobran las razones para alarmarse.

Los últimos cinco años han sido los más cálidos desde que existen registros en la Tierra. 2016 fue el más tórrido, seguido del 2019, 2015, 2017 y 2018. En Europa, no obstante, según los datos del ‘Copernicus Climate Change Service’ (C3S) —un programa de la Comisión Europea y de la Agencia Espacial Europea— el 2019 ha sido el más cálido de la historia.

El final de 2019 ha dejado también un amargo sabor de boca para los concienciados con el cambio climático y los apasionados de la naturaleza. Los incendios que han devastado Australia, y que se han cobrado la vida de más de veinte personas y de millones de animales (se calcula que la mitad de la población de koalas ha muerto), han dibujado según la Organización Meteorológica Mundial (OMM) un “panorama desolador”.

Los fuegos de Australia han conmovido a la comunidad internacional. Ya se ven los efectos del calentamiento convertidos en realidad.

En un momento de plena atención a la cuestión climática, con los líderes mundiales reunidos en la cumbre del clima a principios de diciembre en la COP25 de Madrid, los fuegos de Australia han conmovido a la comunidad internacional, que empieza a ver los efectos del calentamiento global (que en su día podían parecer más inmateriales) convertidos en realidad.

El clima ya está cambiando nuestra forma de vida

Aunque ningún incendio se puede atribuir por separado al cambio climático, la OMM recalcó a propósito de estos fuegos que 2019 fue un año inusualmente caliente y seco en gran parte del territorio australiano, lo que ha dado pie a las condiciones ideales para desencadenar la catástrofe.

España: más calor y lluvia desigual

El año pasado tuvo además el otoño más cálido de la tierra y los meses de septiembre, octubre y noviembre de 2019 han sido los más cálidos en el Planeta desde 1880, según nos recuerda la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que afirma también que los últimos cinco octubres han registrado “la menor extensión de hielo marino en el Ártico”. Según los datos que maneja esta organización, que depende del Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO), en España todos los otoños de esta década han sido más cálidos de lo normal.

La temperatura media en España en 2019 estuvo 0,7 ºC por encima de lo normal durante el periodo 1981-2010

Su análisis asevera que “el otoño de 2019 ha resultado en España muy cálido, con una temperatura media de 16,5 ºC”. A lo largo del año hubo diez veces más noches tórridas en las diez ciudades más pobladas del país respecto a las de la década de los 80. La temperatura media en España en 2019 estuvo 0,7 ºC por encima de lo normal durante el periodo 1981-2010.

Por otro lado, los episodios de frío se han reducido. Concretamente, en un 25%. Según la AEMET, la mortalidad media aumenta en 3,5 personas durante las olas de frío, lo que las hace ligeramente más mortíferas que las de calor (que aumentan la mortalidad media en 3 personas). Las lluvias recibidas en el mes de otoño humedecieron el país, que llevaba (hasta el 30 de noviembre) un acumulado de 515 litros por metro cuadrado, lo que representa un valor un 9% inferior al del periodo de referencia (1981-2010).

El otoño de 2019 fue extremadamente lluvioso en  zonas de la vertiente cantábrica y Galicia, sureste peninsular, Islas Baleares y Cataluña.

Afortunadamente, a partir de esa fecha las precipitaciones registradas en el conjunto de España alcanzaron los 234 litros por metro cuadrado, lo que supone un 15% más que el promedio de las anteriores décadas. Sin embargo, este reparto ha sido desigual, pues en otoño de 2019 fue “extremadamente lluvioso en amplias zonas de la vertiente cantábrica y Galicia, así como en el sureste peninsular y puntos de Islas Baleares y Cataluña”. Por el contrario, en áreas del suroeste, del este peninsular y en Canarias el otoño fue “seco o incluso muy seco”.

¿Qué podemos esperar del 2020 en España?

Todo apunta a que las temperaturas en 2020 serán también más altas de lo normal.

La AEMET considera que el avance de la tendencia del tiempo previsto para el primer trimestre del 2020  sugiere una mayor probabilidad de que la temperatura alcance este nuevo año valores superiores a los normales en la Península y en el archipiélago balear. “El escenario más probable es que la temperatura media de estos tres meses se sitúe en el tercil superior, que para el conjunto de España significa que estará, al menos, casi 0,7 ºC por encima de lo normal, aunque en algunas zonas del nordeste peninsular esta anomalía cálida puede llegar prácticamente a 1 ºC e incluso superar esa cifra en algunos puntos del interior de Catalunya o en Teruel”.

Aumentará el impacto en la Península Ibérica, como el avance de la desertización y la escasez de agua en determinadas zonas, especialmente del sur y sureste.

Como ya han confirmado numerosos informes científicos, la región sur de Europa es una franja  de territorio especialmente vulnerable a los efectos del cambio climático. Aunque la AEMET sólo analiza de forma rigurosa y objetiva los datos meteorológicos, el escenario tendencial que dibuja será un acelerador de impacto en la Península Ibérica, como el avance de la desertización, la escasez de agua en determinadas zonas, especialmente del sur y sureste, y el calentamiento de la temperatura del mar, lo que ya está provocando, entre otros efectos, la aparición de especies alóctonas (lo que los expertos llaman invasiones biológicas) que desequilibran los ecosistemas.

Texto: ICS Comunicación