Sesión 1ACTIVACIÓN

10 minutos
  1. El viaje mental (Actividad 1.1)

    Comenzamos la actividad mediante la creación de grupos (4 o 5 miembros por grupo). Previo al trabajo en pequeño grupo, realizamos la activación con el gran grupo, pero recomendamos estar ya colocados en los grupos de trabajo que utilizaremos a continuación, evitando así tener que cortar el desarrollo de la actividad solo para formar las agrupaciones.

    Les pedimos que levanten la mano aquellas personas a las que les guste viajar. A continuación les contamos que vamos a realizar un viaje, pero que va a ser un “viaje mental” y que para eso deben relajarse, estar tranquilos/as, e incluso les está permitido cerrar los ojos, si así se concentran mejor. Les explicamos que vamos a contarles una situación inventada y que mientras la escuchen, tienen que imaginarse la situación descrita e incluso añadir más detalles a la misma (realizar un ejemplo previo, si se considera necesario). Esta actividad es una introducción a “El hogar de algunas especies. Comparativa ¿Qué pasaría si nos cambiasen de casa/ciudad/entorno?”

    Les pedimos que imaginen que están en la cama durmiendo y de repente suena el despertador, abren los ojos y “¡Oh! ¿Dónde estoy?” Las cosas parecen cambiadas de lugar… pensándolo bien no son las cosas que tenemos en nuestra habitación, “¡No es mi cuarto! ¡Ni mi cama!” (¿Qué pasaría si nos cambiasen de casa?). Vamos narrando las acciones cotidianas (ir al baño, vestirse, saludar a la familia, desayunar, coger las cosas necesarias para el cole, etc.) pero sin entrar en detalles. Es el propio alumnado quien, de manera individual, irá imaginándose cómo son los detalles de esas situaciones pero como si les hubiesen cambiado de casa (quizá no encuentran su ropa, o no les vale, no saben dónde están las cosas del desayuno o no les gusta nada, puede que no conozcan a los miembros de su familia, puede que no encuentren las cosas del colegio o que sean de otro curso, etc.). Continuamos con la narración pasando a la segunda situación (“¿Qué pasaría si nos cambiasen de ciudad?”), explicando que salimos a la calle y “¡Oh! ¡No es nuestro barrio!” (igual no conocemos a los vecinos con los que nos cruzamos) caminamos un poco y “¡Oh! ¡No es nuestra ciudad!”. Todo es muy diferente (se pueden nombrar algunos elementos como los edificios, los medios de transporte, el tiempo que hace, etc.). Nos acercamos a un par de personas para preguntarles dónde estamos y resulta que no entendemos el idioma en el que hablan “(¿Qué pasaría si nos cambiasen de entorno?)”.

    El viaje mental se puede prolongar o acortar, según veamos que siguen enganchados y “viajando mentalmente”. La historia se debe guiar para que aparezcan algunas sensaciones negativas (sin que sean dañinas, pero que provoquen desorientación, un poco de soledad, incomprensión… etc.).

    Finalizamos el “viaje mental” diciendo que de repente, vuelve a sonar el despertador, de una forma mucho más molesta que antes y esta vez nos despertamos, ahora sí, en nuestra cama y casa de verdad, ¡Todo ha sido un mal sueño!

    Realizamos la puesta en común, eligiendo al azar algunas personas que quieran contarnos los detalles de sus experiencias y cómo se han sentido.

RECURSOS MATERIALES

Pizarra digital

RECURSOS DIDÁCTICOS
Tarjetas recortables casos
Fichas imágenes de animales