TU PROYECTO EN EL AULA

DESARROLLO

Sesiones 19 y 20 (2H)

 

Sesión 19


 

En esta actividad vamos a agrupar al alumnado en equipos de cuatro integrantes. Podemos armar los equipos juntando a dos parejas de trabajo de la sesión anterior. Comenzamos visualizando la presentación de la historiadora Cora.

Transcripción de la conversación de Ánibal

“¡Hola habitantes de la Península Ibérica! Mi nombre es Aníbal, Seguro que habéis oído hablar de mí… ¿No? Nací en la ciudad de Cartago y todo el mundo me decía que de pequeño era muy inteligente y astuto. Entre esto y que en mi época estábamos enfrentados con los romanos por el territorio, me convertí en uno de los generales más reconocidos a lo largo de la historia por mi ingenio estratégico y por mi capacidad de liderazgo. Pero en mi época no sólo estábamos nosotros en la Península Ibérica, vivían además los Celtas y los Íberos e intercambiamos productos a través del comercio con los fenicios también.

Os propongo un reto, se trata de que uséis vuestra inteligencia y os convirtáis en expertos y expertas estrategas de la Edad Antigua para conocer mejor a los pueblos que habitaron la península Ibérica y averiguar su importancia para nuestra historia. ¡Vamos ejército! ¿Preparadas y preparados para la conquista?”

 

Numeramos a los equipos, y también a las personas que integran cada equipo del uno al cuatro. Introducimos la diapositiva Pueblos Edad Antigua (presentación de la historiadora Cora), e indicamos que cada persona del equipo se va a encargar, como experta, de uno de los pueblos que aparecen en la diapositiva y que corresponde con el número que tienen asignado en el equipo.

En un primer momento cada persona del equipo piensa de forma individual en dos o tres ideas clave relacionadas con su pueblo, y las recoge por escrito.

En un segundo momento indicamos al alumnado que se ponga en pie y busquen en la clase a alguna persona que tenga su mismo número y pueblo, y se sienten juntas como pareja en un espacio de la clase. Asignamos un nuevo tiempo para que dentro de cada pareja especializada en un pueblo compartan las ideas y enriquezcan sus escritos. El objetivo es que cada persona tenga ideas recogidas sobre características del pueblo que le ha tocado.

En un tercer y último momento cada persona vuelve a su equipo para compartir la información. Les cuentan a sus iguales dentro del equipo qué información han recogido sobre el pueblo que les ha tocado. Todas las personas se tienen que asegurar de entender las ideas, aprenderlas y ser capaces de exponer esas ideas a la clase en caso de ser elegido o elegida en representación del equipo.

Para la puesta en común recogemos las ideas que han salido de cada uno de los pueblos en el eje cronológico de la clase, escogemos, a cuatro personas diferentes y les entregamos una cartulina de un color a cada una. Estas personas son las encargadas de escribir las ideas que rescatemos de cada pueblo que se ha trabajado y colgarlas en el eje como otra fuente histórica más.

A continuación, escogemos de nuevo un número de alumno o alumna al azar del 1 al 4, y un número de equipo. La persona asignada explica y cuenta las ideas clave correspondientes al primer pueblo. Mientras aprovechamos para matizar y resolver dudas y la persona asignada a escribirlas ideas sobre ese pueblo lo puede ir recogiendo en la cartulina. Volvemos a repetir esta dinamización para recopilar la información del resto de pueblos.

Acabada la tarea, interviene la historiadora Cora para el cierre de la sesión.

Transcripción de la conversación de la historia Cora

“¡Genial! ¡Muy buen trabajo! Ya veo que se os ha contagiado la inteligencia y astucia de Aníbal, el general Cartaginés. Sabiendo lo que ha sucedido en nuestra historia y lo que han hecho nuestros antepasados tenemos más información para poder decidir si lo que está pasando en el mundo actual nos gusta o no nos gusta, ¿entendéis a qué me refiero? Os voy a proponer un último juego. Voy a lanzaros unas preguntas y tendréis que levantar la mano con el pulgar hacia arriba o hacia abajo, al igual que se hacía en los circos romanos, para decir si estáis de acuerdo o no con esa pregunta.”

 

Proyectamos la diapositiva preguntas cierre (presentación de la historiadora Cora) y las vamos enunciando para conocer la respuesta del alumnado. Comprobamos que la categorización de etiquetas de símbolos ecológicos que tenemos ubicadas en el eje cronológico corresponda con las reflexiones de esta sesión.

 

Sesión 20


 

Para el desarrollo de esta sesión necesitamos tener al alumnado agrupado en equipos de cuatro. Introducimos la actividad a través de la presentación de la historiadora Cora.

Transcripción de la conversación de la historia Cora

“¡Hola chicas y chicos! Vais a pensar que estoy un poco loca, pero conseguí arreglar mi máquina del tiempo y al poco se volvió a estropear muy cerca de Sagunto. ¡Apenas me pude mover unos kilómetros y unos años de donde estaba! Así que ahora estoy disfrutando de la Antigua Grecia en Hemeroskopeion, lugar que actualmente conoceréis como Denia, situado entre Valencia y Alicante. No me separo del Mediterráneo, ¡me gusta un montón!

Me siento un poco triste porque estamos llegando al final de nuestro viaje… ¡Vaya lío de emociones!

¿Sabéis quiénes hablaban de las emociones en la Antigua Grecia? Los filósofos que desarrollaron la filosofía, que es el arte de pensar….. ¡Ay! ¡Qué tiempos aquellos donde se podía pensar y expresar sin estar obligado a decir lo que los demás quieren oír!… Los filósofos también empezaron a pensar sobre sus emociones.

Me gustaría hablaros un momento de Sócrates que fue un gran filósofo que nos dejó la siguiente frase: “Conócete a ti mismo”, que se refiere a tener conciencia de las propias emociones y reconocerlas.

Así que en el día de hoy vamos a seguir los pasos de este filósofo y os propongo sentir y pensar a tope. Y para empezar os propongo un juego.”

 

Para comenzar el juego “El barómetro de opinión” necesitamos despejar el centro de la clase de sillas y mesas, para dejar un espacio libre donde poder movernos por el aula. A continuación, todo el alumnado se sitúa en el centro de la clase formando una fila y entonces lanzamos la primera afirmación, con el objetivo de que el alumnado se posicione en el lado derecho (estoy de acuerdo/me gusta) o izquierdo (estoy en desacuerdo/no me gusta) del aula según corresponda. Las personas que no saben por qué decidirse, o no están seguras, pueden quedarse en el centro del aula.

Para la puesta en común, y recoger las ideas que han salido en cada ronda, escogemos a algunas personas al azar, que darán sus argumentos y si a lo largo de la exposición alguien siente que debe moverse de lugar podrá hacerlo colocándose en el lugar que definitivamente le represente. Es importante que recordemos al alumnado que no se trata de decir si la frase es verdadera o falsa sino de buscar un argumento que nos posicione en el acuerdo o en el desacuerdo con la afirmación.

Una vez finalizado este juego debemos colocar al alumnado en equipos de cuatro para continuar con el diálogo de Cora la historiadora en pantalla.

Transcripción de la conversación de la historia Cora

Bueno, y ahora que hemos calentado motores tengo otra propuesta para haceros. ¿Qué os parece si repasamos los principales acontecimientos que surgieron en la Edad Antigua? ¿Qué? Que… ¿Cómo lo vamos a hacer? Pues no lo vamos a hacer lo vamos a sentir, es decir, tendremos que expresar a través de las emociones que nos hacen sentir los hechos, sucesos y descubrimientos de la Edad Antigua que actualmente seguimos desarrollando y que afectan a la salud del planeta Tierra.”

 

En esta actividad el alumnado está agrupado en equipos de cuatro personas. A continuación repartimos a cada equipo un juego de cartas “Emocionario” de 10 cartas que deberán colocar encima de la mesa con las imágenes hacia arriba para que todas las personas puedan verlas a la vez. El objetivo en este momento es que sean capaces de nombrar las emociones y clasificarlas en tres grupos: agradables, desagradables y neutras. Para empezar el juego lanzamos una consigna para ver quién es la persona del equipo que comienza. En ese momento la persona elige una carta de las que están encima de la mesa y debe decir a qué emoción hace referencia y en qué lugar la colocaría (agradable, desagradable o neutra). Una vez que esa persona haya colocado la emoción, el siguiente compañero o compañera del equipo elige otra y así sucesivamente.

Para ver si han coincidido con la clasificación proyectamos en la pizarra la diapositiva solucionario emocionario (presentación de la historiadora Cora).

A continuación, repartimos a cada equipo otro juego de cartas “Sucesos Edad Antigua”, en el que aparecen preguntas relacionadas con hechos, sucesos o descubrimientos de la Edad Antigua. Tendremos que colocar este nuevo montón con las preguntas boca abajo, mientras que las cartas de las emociones siguen boca arriba. La actividad consiste en emparejar cada hecho, suceso o descubrimiento con la emoción que nos genera. Para empezar el juego lanzamos una consigna para ver quién es la persona del equipo que comienza. En ese momento la persona elige una carta del montón de la Edad Antigua y lee la carta a todo el equipo. Después de la lectura tiene que elegir una de las cartas de emoción y explicar por qué ha elegido esa emoción y no otra, qué le ha llevado a elegir esa emoción… Una vez que esa persona haya terminado de expresarse el resto de compañeros deben decir si hubieran elegido la misma emoción u otra diferente y porqué. Y así sucesivamente con cada uno de los alumnos hasta que finalicen el juego de cartas que contiene las preguntas.

Realizamos una puesta en común sobre las emociones e ideas que han ido saliendo en cada uno de los grupos.

Volvemos a la proyección de Cora la historiadora para el cierre de la sesión.

Transcripción de la conversación de la historia Cora

“¡Qué bien lo habéis hecho! Como dijo Sócrates lo importante es primero conocernos a nosotras mismas y con este ejercicio hemos profundizado en nuestras emociones. ¿A que es genial poder poner palabras a lo que sentimos? Es importante recordar que no existen las emociones buenas o malas, ya que todas las emociones son importantes para nuestro desarrollo como personas. Desde el punto de vista científico una emoción es positiva cuando hay presencia de bienestar y una emoción es negativa cuando no hay bienestar y la situación representa una amenaza para la persona. Hay emociones agradables y desagradables de sentir, excepto la sorpresa que es mixta. A partir de ahora ya podéis entrenar vuestras emociones contando a las personas que os rodean cómo os sentís frente a las cosas que suceden a vuestro alrededor. Como yo que ahora me siento muy feliz porque me doy cuenta de que hay muchas cosas que estamos descubriendo que afectan a la salud del planeta y a la vez siento rabia porque creo que podría hacer muchas más cosas para mejorar su salud… Pero bueno siento que lo importante es ser consciente e ir cambiando cosas poco a poco… Un abrazo enooooorme para todos y todas. ¡Hasta la próxima!”

Contenido curricular

CIENCIAS DE LA NATURALEZA:

Conocimiento de sí mismo y de los demás. La conducta responsable

CIENCIAS SOCIALES:

Edad Antigua

LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA:

Expresión y composición escrita

Comparación pasado-presente, investigación, debate, vocabulario

Contenido ambiental

Evolución del impacto ambiental del ser humano desde el pasado hasta la actualidad

RECURSOS DIDÁCTICOS
Presentación de la historiadora Cora
Juego “El barómetro de opinión”
Juego de cartas “Emocionario”
Juego de cartas “Sucesos Edad Antigua”