Última hora ambiental

Fechas en 2023 para celebrar el medioambiente

celebrar el medioambiente

Cada vez son más las fechas marcadas en el calendario para concienciar sobre el medioambiente y alimentar la conciencia ecológica. Recopilamos algunas de las que se celebrarán en 2023 que pueden utilizarse en el aula y organizar una agenda medioambiental con el alumnado.

En los calendarios ya no hay huecos.  Gran parte de las casillas están ocupadas por al menos un Día Mundial de. Los responsables de decidir qué día es qué son Naciones Unidas y sus agencias, que cada año estudian propuestas sobre objetos, situaciones o derechos con el fin de llamar la atención sobre un problema cuya solución debería involucrarnos a todos. En total hay 189 días mundiales.

Una gran parte de ellos tiene que ver con el medioambiente. El motivo es de peso: la crisis ambiental provocada por la actividad humana es el mayor desafío al que nos enfrentamos como especie. De este modo, 2023 viene cargado de fechas relacionadas con la conciencia ecológica. Desde Naturaliza queremos aprovechar y recuperar algunas de las más importantes que deben servir para recordar la importancia de proteger la Tierra.

Día Mundial de la Educación Ambiental (26 de enero)

Empezamos el año con este día que reivindica algo fundamental: enseñar a los ciudadanos del futuro a respetar el medioambiente. Y el mejor lugar para hacerlo es desde las aulas. Por eso esta fecha cobra cada vez más importancia, especialmente en España, donde el Gobierno ha dado especial relevancia a la concienciación ambiental en la nueva reforma educativa.

Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Terrestre (28 de enero)

También llamado Día Mundial por la Reducción de las Emisiones, fue designado para concienciar sobre los efectos de los gases de efecto invernadero, uno de los problemas más acuciantes hoy en día.

Semana Europea de la Pobreza Energética (del 17 al 23 de febrero)

Conmemora la tercera y última de las extraordinarias oleadas de frío que recorrieron Europa en 1956 del 17 al 22 de febrero. Su celebración busca poner en relevancia la problemática de la pobreza energética en España y fomentar la colaboración entre instituciones y ciudadanos para proteger a aquellos que no tienen acceso a la cantidad mínima de energía para satisfacer sus necesidades básicas.

Naciones Unidas establece los días mundiales con el fin de concienciar y buscar soluciones a problemas que afectan a toda la humanidad

Día de la Naturaleza y la Vida Silvestre (3 de marzo)

Una fecha con un tinte más positivo que pone en valor todas las bondades y la variedad del entorno que nos rodea a fin de concienciar sobre la importancia de su cuidado. Es el día perfecto para crear un aula al aire libre y explorar con los alumnos el entorno y que sean testigos directos de la belleza de la naturaleza.

Día Internacional de los Bosques (21 de marzo)

Con la llegada de la primavera, este es otro gran momento para mostrar a los más pequeños todo lo que los bosques pueden hacer por el ser humano, como protegernos de las altas temperaturas, producir oxígeno, proporcionarnos alimentos y la base de muchos medicamentos y frenar pandemias.

Día Mundial del Clima (26 de marzo)

Surge con el propósito de concienciar sobre la importancia que tienen nuestras acciones en el cambio climático. La fecha se decidió en 1992 durante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático para intentar frenar la transformación de la meteorología y sus consecuencias más negativas. Un reto que todavía estamos afrontando.

Día Internacional de la Madre Tierra (22 de marzo)

Otro de los días por excelencia donde Naciones Unidas y los centros educativos comparten una meta: enseñar a hacer las paces con la Tierra. A través de actividades didácticas, charlas y salidas, a lo largo y ancho de todo el mundo se habla sobre cómo abordar la triple emergencia del clima, la biodiversidad y la contaminación, incrementando cada año la conciencia ambiental.

Día Mundial del Reciclaje (17 de mayo)

En España, 38,9 millones de personas aseguran reciclar sus envases a diario, lo que demuestra que separar adecuadamente los residuos es una actividad cada vez más asentada en la rutina. No obstante, es una fecha que sigue siendo necesaria para enseñar a otras generaciones por qué no solo es importante saber reciclar, sino, sobre todo, tener la conciencia suficiente para evitar generar residuos de más.

Aprovechemos estas celebraciones para concienciar a los más pequeños sobre el medioambiente

Día Internacional de la Biodiversidad Biológica (22 de mayo)

Otra cifra récord: España es el país con mayor biodiversidad de Europa, ya que acoge en sus montañas y costas 85.000 especies de flora y fauna, o lo que es lo mismo, más de la mitad de las especies animales y el 80% de las vegetales de todo el continente. Construir un futuro compartido con los ecosistemas es fundamental para mantener el equilibrio del planeta y esta fecha lanza el mensaje de que la defensa de la biodiversidad debe ser global y cooperativa.

Día Mundial del Medio Ambiente (5 de junio)

Salir del atolladero de la crisis ambiental también implica transformar nuestras sociedades para hacerlas más inclusivas, justas y respetuosas con la naturaleza. Por eso, este día, más allá de arrojar luz sobre el problema, pretende animar a restaurar y proteger el planeta a través de (muy) diversas actividades.

Día Mundial de los Océanos (8 de junio)

Mientras las autoridades siguen trabajando para cerrar el esperado acuerdo de un Tratado Global de los Océanos con el objetivo de proteger el 30% de la superficie de los mares, esta fecha es un recordatorio de que el entorno marino necesita más apoyo que nunca, por nuestro bien: produce al menos el 50% del oxígeno del planeta y es la principal fuente económica para millones de personas.

Día Mundial contra la Desertificación y la Sequía (17 de junio)

Las sequías se encuentran entre las mayores amenazas para el desarrollo sostenible y ningún país es inmune a ellas. Por eso, este día hace especial hincapié en la acción temprana sobre la falta de agua para amparar los ecosistemas planetarios y, por ende, al ser humano.

Día Mundial de la Protección de la Naturaleza (18 de octubre)

Se remonta a 1972 y, desde entonces, reafirma año a año la importancia de cuidar a las especies para poder proteger la vida silvestre. Como dato: nació de la mano del general argentino Juan Domingo Perón, quien se dirigió al por entonces Secretario de Naciones Unidas, Kurt Wadheim, sobre «la peligrosa marcha que la humanidad ha emprendido a través de la contaminación de la biosfera» en una llamada a revertir la situación.

Día Mundial del Ahorro de Energía (21 de octubre)

La comunidad internacional conmemora este día con la idea de que nuestra sociedad tome conciencia sobre el ahorro de energía y cambie sus hábitos de consumo, siendo más eficientes para así conservar mejor el medio ambiente. Frente a la subida de los precios, este día cobra cada vez más relevancia y sirve para aprender pequeñas formas de llevar a cabo grandes cambios, ahorrando emisiones al planeta y algo de dinero a la cartera.

Día Internacional contra el Cambio Climático (24 de octubre)

El último de los días grandes. Similar al Día Mundial del Clima, este hito en el calendario se centra más en marcar medidas y estrategias para poner freno al calentamiento global y sustituir nuestras acciones por otras menos contaminantes y nocivas. Algo que puede aprenderse desde casa pero, sobre todo, dentro de las aulas.

Marquemos estas celebraciones en nuestro calendario escolar y hagamos de la concienciación ambiental uno de los grandes propósitos de este nuevo año.

Texto: Cristina Suárez