Última hora ambiental

Federico Buyolo: “Creatividad, innovación y talento son la base sobre la que construir la actuación de la Agenda 2030”

Federico Buyolo, pedagogo y director adjunto del gabinete de la Ministra de Educación y Formación Profesional, reflexiona sobre el inicio de curso y los desafíos a los que se enfrentan los docentes.

«De todos los sentimientos que atenazan a los humanos, el miedo es el mayor de ellos y, dentro de esto, la incertidumbre es el mayor de los miedos». Esta frase del escritor estadounidense H.P. Lovecraft sale de boca de Federico Buyolo, pedagogo y director adjunto del gabinete de la Ministra de Educación y Formación Profesional. El que fuera hasta principios de año el director de la Oficina del Alto Comisionado para la Agenda 2030 en España se refiere así a las incertidumbres que han rodeado a las familias españolas durante estas primeras semanas de nuevo curso. Así habla también de los desafíos del futuro a los que se enfrentan tanto los docentes como los alumnos, que pasa por formar a los maestros para que puedan incluir la Agenda 2030 de manera transversal en el currículo escolar.

Última Hora Ambiental.  Han pasado ya varias semanas desde el inicio de este nuevo curso tan peculiar.  ¿Cómo está siendo esa vuelta a clase y cuáles son los mayores retos a los que se enfrenta la comunidad educativa estos días?

Federico Buyolo. Dentro de la situación anómala que estamos viviendo por la pandemia, ha sido la normalidad esperada. La primera semana, el 98% de los centros educativos no tuvo ninguna incidencia: funcionaron dentro de la normalidad. Los contagios que estamos viendo ahora no se producen en los colegios, sino que vienen del exterior. En las escuelas, todo el mundo está cumpliendo con la parte que le corresponde. Un gran reto al que nos hemos enfrentado fue la situación derivada del cierre de los centros educativos en marzo, donde fuimos a una educación online: que se cerrasen no significaba que la educación se hubiera parado, sino al contrario, continuaba a distancia. Ahora, hay que afrontar los nuevos desafíos de una situación diferente, que va a ser una de las nuevas normalidades que vamos a vivir, no solo desde el punto de vista sanitario, sino también social y económico. Tenemos que ir readaptándonos a las nuevas circunstancias.

UHA. La digitalización de la educación se ha acelerado en los últimos meses. ¿Cómo pueden los docentes promover una educación a distancia que garantice que nadie queda excluido?

FB. Sobre todo, luchando contra la brecha digital, tanto en el acceso como en el uso educativo de la tecnología para que todos tengan las mismas capacidades para desarrollar sus estudios. Desde el Ministerio hemos puesto en marcha el programa Educa en Digital va a llevar 500.000 equipos a colegios e institutos. Desde el punto de vista educativo, son importantes la educación del profesorado y la innovación educativa: ambas van a jugar un papel primordial en el futuro. Sin duda, los nuevos métodos de enseñanza de la educación online o semipresencial llevan aparejados un cambio de metodologías. Estamos reinventando la escuela y el aprendizaje. Hoy en día, la educación no solo está en la escuela. César Coll, catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Barcelona, habla de un aprendizaje distribuido: la educación se da en más ámbitos y el profesor se convierte en el pedagogo, el guía que encauza el proceso de educación de los chavales, aprovechando las nuevas tecnologías, que ofrecen nuevas ventajas para una educación personalizada.

«No podemos educar a la generación futura con los conocimientos del siglo pasado»

UHA. En esta nueva realidad educativa, ¿qué papel juegan el medioambiente y el contacto con la naturaleza?

FB. Uno muy importante. La Institución Libre de Enseñanza, con Giner de los Ríos, hablaba ya hace casi dos siglos de esa conexión del alumno con la naturaleza para poder desarrollar todas sus potencialidades. En este momento de crisis hemos visto que se han aprovechado todos los espacios y que hay iniciativas ligadas a la educación en el medioambiente. Estamos en una fase de experimentación muy importante: se trata de ver cómo vertebramos las distintas actuaciones y aprovechamos los recursos para tener una pedagogía distinta a la que hasta ahora teníamos en las aulas.

UHA. Son muchos los expertos que reivindican una educación ambiental transversal, que enseñe a los más pequeños –y a sus familias– la importancia de cuidar y proteger la naturaleza. ¿Cómo se forman los maestros en el cuidado de nuestro entorno?

FB. La formación del profesorado tiene que ir ligada a la actualización de metodologías online para una educación personalizada. Si esto lo ligamos con la sostenibilidad, que recoge la Agenda 2030 en tres de sus metas, nos lleva a entender que la educación tiene que estar basada en esos valores de respeto por la naturaleza. Tenemos oportunidades fantásticas para aprovechar los recursos tecnológicos y digitales que se están poniendo en marcha y fomentar esa capacidad que tiene el alumnado para aprender en entornos diferenciados. Parece que estamos hablando de dos cuestiones contradictorias (naturaleza y online), pero son dos actuaciones que se complementan. Además, hoy, con la utilización de las redes sociales y las TIC se pueden ampliar los conocimientos y la experimentación en el medio natural.

«La Institución Libre de Enseñanza ya hablaba hace casi dos siglos de esa conexión del alumno con la naturaleza para poder desarrollar todas sus potencialidades»

UHA. Hablando de la Agenda 2030, ¿vamos bien encaminados a la hora de incluir los Objetivos de Desarrollo Sostenible en las escuelas?

FB. Se están dando pasos muy importantes. La nueva ley que está ahora mismo en el parlamento en fase de debate está sustentada sobre la Agenda 2030. Ese es un gran paso. No se trata solo de la filosofía o la exposición de motivos, como había pasado en otras ocasiones, sino que ahora los ODS se introducen en la formación del profesorado. Hay una disposición adicional que habla de la necesaria formación del profesorado en educación para la sostenibilidad para que se puedan aplicar todas las metodologías necesarias para ese conocimiento, no solo académico, sino también práctico. Esos contenidos que se van a incluir dentro de algunas materias –sobre todo aquellas ligadas a Educación para la Ciudadanía Global– tienen su base en la formación del profesorado.

UHA. El presente nunca había sido tan cambiante. Para hacer frente a las crisis climáticas y sanitarias necesitamos ser resilientes y creativos, y maestros y profesores son piezas clave para que la sociedad sea capaz de adaptarse a las nuevas realidades. ¿Qué pueden hacer los educadores para tomar el liderazgo y convertirse en referentes?

FB. Creatividad, innovación y talento son la base sobre la que se debe construir la actuación de la Agenda 2030. El profesorado es fundamental: lo que tenemos que hacer es generar los mecanismos necesarios para que el talento pueda salir y que se fomente la innovación a través de la creatividad. Eso que puede parecer solo una frase, va ligado al pensamiento crítico. El movimiento SHAPE (Ciencias Sociales, Humanidades y Artes para la gente y la economía) y STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) son las dos caras de una misma moneda y suponen la visión de creatividad necesaria para que el profesorado pueda fomentarlo. Pero para que los docentes puedan trabajar estas disciplinas dentro del aula y fomentar esa creatividad y espíritu crítico necesitamos un nuevo currículo, que ahora tenemos sobrecargado.

«Para que los docentes puedan fomentar creatividad y espíritu crítico necesitamos un nuevo currículo, uno que permita hablar más de competencias y menos de contenidos»

UHA. Precisamente ese currículo sobrecargado es una de las mayores críticas del profesorado, que demanda que se ajuste y readapte a la nueva realidad…

FB. Sin duda alguna. La ley ya va en esa línea de romper con el currículo académico tradicional e ir hacia uno más abierto. De hecho, la ministra Celáa anunció la creación de un Instituto de Desarrollo Curricular que se coordine con las comunidades autónomas para crear un currículo que permita hablar más de competencias y menos de contenidos. No podemos estar educando a la generación futura con los conocimientos del siglo pasado.

«La educación del profesorado y la innovación educativa son primordiales»

Cuando Federico Buyolo habla sobre los alumnos y cómo estos han encarado el nuevo curso nos recuerda: «Hay que poner en valor todas esas cosas positivas que se están generando con la nueva normalidad y que nos tiene que llevar a repensar y encauzar un nuevo camino», mucho más justo, inclusivo y sostenible. Porque cualquier cambio puede convertirse en una oportunidad para transformar el sistema y empezar a construir la educación del futuro.

 

Texto: Carmen Gómez-Cotta